Our Blog Calendar Sign up for updates Donate

Sin otro planeta al cual emigrar

"Sólo cuando el último árbol esté muerto, el último río envenenado, y el último pez atrapado, te darás cuenta que no puedes comer dinero" Señala un dicho de la sabiduría Indioamericana que debemos aplicar como reflexión y utilizarla como una insignia de protesta para hacer escuchar nuestras voces ante los líderes de los Países, organizaciones y corporaciones que tienen el poder, así como la responsabilidad de hacer algo e intervenir en favor de la naturaleza.

  Este 21 de septiembre se llevará a cabo en la ciudad de Nueva York la Marcha Climática de los Pueblos, que tiene como objetivo pedir a los líderes mundiales que se comprometan a tomar medidas climáticas firmes y demandar acción ya, no solo palabras que luego se quedan en el aire, y esperemos que ésto no suceda en la próxima Cumbre sobre el Clima de las Naciones Unidas que se realizará este mes de Septiembre.

  Bien lo mencionó el Presidente Obama en un discurso, de que el mundo debe unirse para hacerle frente al cambio climático, que si no hacemos algo, enfrentaremos más sequías, hambrunas y desplazamientos masivos. Así que como ciudadanos de este mundo tenemos la responsabilidad de unirnos en este reclamo, en esta Movilización Climática de los Pueblos.

  Ahora, ¿Por qué debemos unirnos como inmigrantes a esta marcha? Si te haces esta pregunta, entonces primero debes saber que el cambio climático que está afectando nuestro medio ambiente y las migraciones humanas están interrelacionados; es decir, así como la degradación ambiental y los desastres naturales provocados por el cambio climático pueden causar la migración humana, el movimiento de la gente a otros lugares también puede deteriorar los ecosistemas. En particular la migración masiva donde las zonas de origen, zonas de destino y las rutras migratorias pueden tener repercusiones ambientales.

  Además, como inmigrantes en esta nación debemos levantar la voz por el país en el que vivimos y por nuestros países de origen, que de alguna forma sufren los estragos del cambio climático. Sin irnos muy lejos, nuestra protesta puede abogar por la ciudad en la que vivimos, en mi caso de Nueva York, en donde ya hemos sufrido las consecuencias de la degradacion que está teniendo nuestro planeta. Con solo mencionar Sandy recordaremos el desastre y desvastación que sufrió la ciudad, en donde muchas comunidades, incluyendo comunidades inmigrantes, padecieron los efectos que dejó la tormenta.

  Hace poco tuve la oportunidad de hacer un voluntariado con una organizacion que brinda sus servicios en la comunidad de Brighton Beach en NYC. Tuve que ir tocando las puertas de los hogares que están cerca de la costa para consultar sobre la situacion actual de las viviendas que se vieron afectadas por Sandy. Me sorprendió encontrar una comunidad migrante muy diversa: Rusos, Ucranianos, Indios, Mexicanos, Pakistanies, etc. Pero todos tienen un común denominador: Sufrieron las consecuencias de un desastre natural como lo fue Sandy.

  Debemos tener presente que si no tomamos una responsabilidad hacia el cuidado de nuestro planeta, los efectos del cambio climático provocarán mas desastres naturales como lo fue Sandy. Y sus consecuencias pueden ser inclusive mucho más desvastadoras.

  El planeta Tierra es nuestro único refugio y sí los humanos, sus habitantes, no la cuidamos y no ejercemos acciones para protegerla del deterido ambiental, en un futuro si las cosas no cambian y los desastres naturales debido al cambio climático la destruyen hay que tener en mente que no tenemos otro planeta al cual emigrar.

Unete al movimiento climático para demandar ¡Acción, No Palabras!.

Por: Laura Celaya

 

 

Translate

 Rss Feed    Site Map    Terms of Use    Feedback    Contact Us